Consejos de Bardo: El Antihéroe

Vamos a dedicar este artículo a una figura interesante pero que puede resultar difícil de tratar para los más inexpertos (y para los veteranos muchas veces también). Nos referimos a la figura del antihéroe.

¿Qué es un “antihéroe”? Es el héroe más maduro, llevado un paso más allá de sus defectos y flaquezas. Como dijimos en su momento, un buen héroe no debería limitarse a ser un caballero de brillante armadura, intachable comportamiento, que nunca se equivoca ni se despeina. Debe tener sus pequeños o grandes defectos, debilidades que lo hagan más realista, humano y, por qué no, más heroico (al fin y al cabo, el verdadero heroísmo es vencerse a uno mismo). En el antihéroe, esos defectos se acentúan hasta un punto extremo. Muchos, de hecho, dudarían en calificar de héroe a estos individuos. En ocasiones, el personaje ni siquiera lucha contra sus defectos, sino que los abraza, lo que lo acerca a la distancia de un pelo de ser un villano.

Si no lo ves claro, pongamos como ejemplo la figura de Elric de Melniboné, de Michael Moorcock (¿que no has leído aún nada de él? ¿A qué estás esperando?). Elric es un guerrero de sangre real, perteneciente a una raza malvada, albino y enfermizo a causa de un linaje con siglos de consanguinidad, y que porta una espada de tremendo poder, capaz de “beber” las almas de aquellos que mata. La espada tiene vida propia y reclama a su dueño que la alimente, y premia a Elric con descargas de fuerza y poder cada vez que lo hace. ¿El resultado? Un príncipe exiliado que se ve obligado a matar muchas veces a su pesar, que lucha contra Caos y Orden y que mantiene una relación amor-odio con su arma, de manera muy parecida a la de un drogadicto con la droga que lo degrada y a la vez le da placer.

Es difícil crear un antihéroe creíble, no nos engañemos, porque necesitan un trasfondo psicológico complejo y completo. En ocasiones se trata de figuras trágicas forzadas a cumplir tareas que no desean; otras son personas de moral cuestionable pero a las que no podemos juzgar porque han vivido circunstancias muy desagradables. En cualquier caso, sus psiques deberían ser mares en continua tempestad de lucha interna.

Un buen antihéroe se reconoce porque produce en el lector reacciones enfrentadas. Por un lado, admira al personaje, porque es capaz, como los héroes, de grandes hazañas y sobrevivir a obstáculos insuperables. Pero por otro, le queda un regusto de inquietud, o bien por los métodos que utiliza para cumplir sus tareas, o bien por el mundo interno y externo en los que está sumido. Si el héroe es aquel al que todos nos gustaría ser, el antihéroe es aquel que nos parece grande, pero que dudaríamos mucho si alguien nos ofreciera estar en su pellejo.

Crear un antihéroe es difícil, y si deseas hacerlo, el mejor consejo que podemos darte es que leas sobre unos cuantos primero. Pero si logras hacer uno que sea potable, verás que son figuras muy interesantes, que enriquecerán tus historias y engancharán a tus lectores. Que la dificultad no te desanime ¡Desafíate a ti mismo a acercarte a la línea que convierte al héroe en una figura trágica y oscura!

Anuncios

2 comentarios el “Consejos de Bardo: El Antihéroe

  1. plared dice:

    Sencillamente un personaje que termina haciendo el heroe por la sencilla razon de que no hay nadie mas capaz de hacerlo.

    Algo que a diferencia del héroe clásico, no lo hace por los demás, simplemente por que debe hacerlo….Los demás, siendo realistas le importan un pepino pero es un tipo complejo poseedor de un extraño código que les hace realizar cosas consideradas heroicidades……Cuando en realidad se mueven mas a gusto en el bando contrario….

  2. edrg dice:

    ¿No es eso lo que hace tan fascinantes a los antihéroes? Recuerdo que el primer relato de Elric que leí me enganchó precisamente por esos contrastes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s