El Rincón del Escriba

Ya hemos terminado de leer el segundo libro de la saga “Juego de Tronos” de George R. R. Martin, y hemos de decir que ha estado a la altura de nuestras expectativas. Esta segunda novela, más extensa que la primera, aprovecha que ya están asentados los lugares y personajes, y los lleva a un grado que resulta imposible no pensar en ellos como parajes y personas reales. Las tramas están tan bien urdidas que fluyen por sí solas, y el autor se vale de ellas para mostrarnos más del mundo que ha tejido, como la lejana ciudad de Qarth o la desolación más allá del Muro.

 

cancic3b3n-de-hielo-y-fuego-ii-choque-de-reyes

Notable también es cómo George Martin va introduciendo muy sutilmente, pero cada vez más, elementos fantásticos, como la magia y los dragones. Lo hace tan subrepticiamente y en un escenario que se ha tomado tantas molestias en construir que su presencia es necesariamente verosímil.

Fiel a nuestra costumbre, hemos esperado a leer el libro para ver la segunda temporada de la serie, y ahí es donde tenemos que fruncir un poco el ceño. El trabajo de caracterización, fotografía, vestuario, etc. es tan intachable como en la primera temporada, pero la historia está cambiada y recortada en muchos puntos. Demasiados. Chirría. El ritmo en el que transcurren las distintas tramas está muy alterado respecto al libro, hasta el punto que, al terminar el último capítulo, algunas de ellas apenas llegan a la última parte del libro, y otras tenemos la impresión de que se han adelantado incluyendo cosas del tercer libro. Es una pena, porque la primera temporada fue razonablemente fiel a la novela escrita, y todos los – en nuestra opinión innecesarios – cambios introducidos estropean esa sensación de fidelidad.

Esperemos que el tercer libro mantenga el listón alto, y la tercera temporada se enderece un poco…

 

 

Anuncios

Vídeos épicos: El Vuelo de los Dragones

La película que os vamos a recomendar hoy no la vais a encontrar en las carteleras, porque es toda una nota de nostalgia. “El vuelo de los dragones” es un film de animación de 1982, basado en el libro homónimo de Peter Dickinson, y no por antiguo es menos entrañable y magnífico.

 

  

La película, que podéis encontrar completa en YouTube, habla de un joven del mundo real, llamado también Peter Dickinson, que es transportado a un mundo de magia y fantasía, donde los dragones surcan los cielos. Este joven se ve arrastrado por el mago Carolinus a una búsqueda para derrotar al maligno nigromante Omadón. Por el camino encontrará otros personajes que se unirán a su misión, y se verá transformado él mismo por accidente en un dragón.

Además de ser una preciosa historia familiar, muy bien hecha y que transmite buenos valores, hay escenas en ella que no tienen precio, como cuando el viejo dragón Smérgol tiene que enseñar a Peter a ser uno de su especie, y Peter aprovecha para explicar científicamente cómo pueden arrojar fuego los dragones. Seguramente el libro sea tan maravilloso como la película o más (hemos leído un par de títulos del autor, y son lecturas muy recomendables) pero por desgracia no hemos dado aún con él. Habrá que esperar a un golpe de suerte…