El Rincón del Escriba

El libro que os recomendamos hoy es el primero de la trilogía “La Piedra del Poder”, del autor Wolfgang Hohlbein. La historia comienza con Skar, un indómito y veterano guerrero de la raza de los satái, famosos por su dureza y pericia en la lucha. Una mujer errish, llamada Vela, busca alguien así para una peligrosa misión: encontrar la Piedra del Poder. Pero el fabuloso objeto se encuentra en la ciudad de Combat, envuelta eternamente en llamas, y la misteriosa Vela tiene sus propios intereses que no ha revelado a nadie más…

 

(Holbein Wolfgang) LA Piedra de poder 1

 

Es un libro en la mejor tradición de la fantasía épica, de lectura muy amena y que te deja con ganas de leer la segunda parte. En mi opinión personal, la palma se la lleva el modo en que están perfilados los personajes secundarios, que en ocasiones resultan hasta más interesantes que los protagonistas. También se merece una mención especial la descripción de la ardiente Combat y el clímax final del libro, del que no diremos nada aquí para no destripar el argumento a los que queráis leerlo.

 

 

Reliquias de Edhalan

Hoy os traemos dos interesantes objetos mágicos pertenecientes a las historias de Edhalan, junto con las reglas necesarias si queréis incluirlos en vuestras partidas de rol.

 

El Estoque de Plata de Semíramis

Se trata de un arma de filo de fabricación tan fina y elaborada como solo puede mostrar la manufactura de los Faere. La hoja, flexible y fina, pero resistente, tiene algo más de un metro de largo, bañada en plata y con elegantes runas talladas en toda su longitud. El puño está protegido por una cazoleta, adornada también con los bajorrelieves de dos unicornios rampantes. El arma fue un regalo que la reina Faere Ellyare hizo a la druidesa humana Semíramis, cuando ésta dio muerte al propio hermano de la reina, Ochaonn, que había enloquecido y se había convertido en un horrible engendro No Muerto.

Reglas para el juego: el Estoque de Semíramis es un arma de filo mágica +2, que causa el doble de daño a criaturas muertas vivientes y que aumenta en +2 la CA y cualquier tirada de salvación necesaria ante el ataque de un No Muerto. En manos de un faere, un druida o un clérigo de la naturaleza, el Estoque de Semíramis permite realizar pruebas de expulsión de muertos vivientes como si fueran clérigos tres niveles por encima al real.

El Diablo de Cristal

El Diablo de Cristal es un pequeño icono tallado en algo que parece cristal de roca, pero que algunos dicen que podría ser aliento de demonio petrificado. La estatuilla, de hecho, tiene una vaga forma de demonio acuclillado y encorvado, de largas y puntiagudas orejas y una cola bífida enroscada en torno al cuerpo.

No se sabe quién creó o esculpió este objeto, pero sí que perteneció a la hechicera vampira Avaris, y después a su señor vampiro Reikhan. En algún momento del pasado, el icono fue robado por un cazador de brujas y se perdió su rastro.

El Diablo de Cristal era usado por el temible Lord Vampiro para tener visiones oníricas acerca del Inframundo y criaturas demoníacas. Cualquier persona que duerma o medite a menos de un metro de la estatuilla verá sus sueños invadidos por imágenes estremecedoras de los Planos Inferiores y sus habitantes. Podrá escuchar y ver, pero no interactuar con nada. En principio, su presencia pasará inadvertida a cualquier criatura que encuentre en este estado, pero nada garantiza su seguridad frente a las entidades más poderosas…

Reglas para el juego: el poseedor del Diablo de Cristal gana un +1 a Saber(Inframundo) cada semana que esté en posesión del objeto, y permite dos espacios adicionales de conjuros que sólo pueden ser ocupados con hechizos de los ámbitos Esferas, Maldad o Prisión. Los hechizos así almacenados se lanzan como si fueran dos niveles por encima del nivel del lanzador. A discreción del DM, la posesión del Diablo de Cristal podría atraer sobre el portador la atención de algún demonio que haya sentido la forma astral del espía.

Vídeos épicos: Tráiler de “El Vuelo de los Dragones”

Esta película de animación es algo antigua (de 1982), pero tiene un sabor encantador para todos aquellos que gustamos de los relatos de fantasía. Está basada en el libro del mismo nombre de Peter Dickinson, y narra la historia de un joven del mundo real que debe viajar al mundo de la magia, que corre peligro de desaparecer bajo la presión de la cultura científica y tecnológica de los seres humanos.